martes, 14 de marzo de 2017

Bizcocho integral con manzana y canela

El fin de semana pasado pasé un buen rato en la cocina y más feliz que una perdiz jejeje. Tenía unas manzanas desde hace muchos días y como soy la única que come manzanas en mi casa, decidí camuflarlas para engañar un poco a mi marido y a mi hija.
La verdad, es que las manzanas que tenía eran Pink Lady y a mi, esta variedad no me gusta mucho.
Y a mi marido le encanta este bizcocho con trozos de manzana por dentro. Así que manos a la obra, hice 2 bandejas, así él se llevó el lunes un poco para desayunar con sus compañeros y yo les llevé a los míos.
No hace falta deciros que es una receta muy sencilla, que no necesita muchos ingredientes y que sólo tardas 15 minutos en prepararla, hay que añadir unos 40-45 minutos de horneado, pero esto no supone ningún esfuerzo.

INGREDIENTES:

3 huevos
200 gr azúcar
250 gr harina integral (se puede poner harina normal, no hay problema)
1 sobre levadura en polvo o una cucharadita no muy llena de bicarbonato de sodio
125 ml nata líquida
75 ml aceite suave de oliva o de girasol
3 manzanas grandes
1,5 cucharadas de postre de canela en polvo

PREPARACIÓN:

1. Encendemos el horno para que vaya calentando y engrasamos un molde con un poco de aceite o mantequilla y harina. Yo, hace poco que descubrí los sprays para horneado, son una pasada. Así que los recomiendo al 100%.

2. En un cuenco batimos muy bien los huevos con el azúcar. Hasta que tripliquen el volumen, esto le dará esponjosidad al bizcocho.

3. Añadimos el aceite y la nata, batimos un poco más, a velocidad baja.

4. En otro cuenco, mientras tamizamos, mezclamos la harina con la levadura y la canela.

5. Pelamos las manzanas y dos de ellas las cortamos en trozos pequeños y finos. La otra en láminas.

6. Añadimos la harina a la masa de los huevos con el azúcar y mezclamos con una pala poco a poco, con movimientos envolventes de arriba a abajo.

7. Añadimos los trozos de manzana pequeños.

8. Ponemos la masa en la fuente o molde que hemos engrasado y por encima ponemos las laminas de azúcar. Espolvoreamos con un poco de azúcar.

9. Horneamos unos 40-45 minutos, hasta que al pinchar con un palillo, éste salga limpio.

CONSEJOS:

Si la fuente o el molde es muy grande, hay que tener en cuenta que nos quedará un bizcocho más bajo y necesita menos tiempo de horneado. Si por el contrario, es un molde más pequeño, el bizcocho quedará más alto y necesitará más tiempo de horneado.

Nunca hay que abrir el horno en los primeros 20.25 minutos, ya que el bizcocho podría bajar.

Si tenéis un horno que quema mucho la parte de arriba, como me pasa a mí, cuando está bien dorado por la parte de encima, corto un poco de papel de aluminio y lo tapo para que no se me queme. Nunca utilizo la opción de la parte de abajo, ya que el calor no se reparte uniformemente y podría no subir el bizcocho.

Dicho esto, espero que os guste la receta de hoy y sólo recordaros que también estoy en instagram: ckaty21. Y si tenéis cualquier duda, me podéis dejar un comentario, estaré encantada de contestaros.

Un abrazo!








1 comentario: