miércoles, 2 de septiembre de 2015

Mermelada de tomates

Hola! Qué tal? Supongo que la mayoría ya habéis acabado las vacaciones, algunos habéis empezado a trabajar esta semana, otros hace unos días ya. Agosto ya se ha ido, poco a poco todo vuelve a la normalidad y yo aprovecho que aún es temporada de tomates para enseñaros esta receta tan rica que se puede combinar con cosas saladas para un aperitivo o tomarla sola con una tostada por la mañana.

INGREDIENTES:

tomates maduros
azúcar
clavos

PREPARACIÓN:

Normalmente en las mermeladas, se pone la misma cantidad de azúcar que de fruta. Por ejemplo, si tenemos 1 kg de tomates, pondremos 1 kg de azúcar. Pero yo ya lo dije en la receta de mermelada de cerezas que de esta manera las mermeladas salen muy dulces y si la fruta es dulce, le añado 1/4 de azúcar.

En este caso, yo puse la mitad ya que los tomates no tienen tanto azúcar como las cerezas, por ejemplo.

Primero pelamos los tomates y los trituramos. Para pelarlos, los paso primero por agua hirviendo (unos segundos solo).

Los trituramos o cortamos en trozos más o menos pequeños. Yo los corto, ya que al hervir se deshacen, pero queda algún trocito y me gusta así.

Ponemos los tomates, el azúcar y los clavos a fuego lento. Tenemos que ir removiendo de vez en cuando para que no se pegue. Hay que dejarla unos 50-60 min.

Os dejo el mismo truco que en la receta anterior:

Truco para saber si está ya hecha: poned un platito vacío en la nevera cuando ponéis la confitura al fuego y pasados unos 45 min, coged un poco con una cuchara y lo echáis en el platito frío. Dejad unos minutos que se acabe de enfriar y si la textura no es muy líquida, ya podemos apagar el fuego. De lo contrario dejamos unos minutos más y volvemos a hacer la misma prueba.


Espero que os guste y que sea leve la vuelta de las vacaciones!







No hay comentarios:

Publicar un comentario