viernes, 12 de junio de 2015

Confitura de cerezas

Ya que estamos en plena campaña de cerezas, no podía faltar una receta de confitura, ¿no?
Me encanta hacer mermeladas o confituras caseras, yo les pongo mucho menos azúcar y al menos sé que la fruta es de calidad. más adelante os pondré la receta de la mermelada de tomate que está también riquísima.

INGREDIENTES:

1 kg de cerezas (ya limpias y sin hueso)
250 gr de azúcar
medio limón y la corteza (opcional)

PREPARACIÓN:

Antes que nada, me gustaría mencionar que en la mayoría de recetas de mermeladas y confituras, la cantidad de azúcar es igual que la cantidad de fruta, yo he ido probando y reduciendo la cantidad de azúcar hasta que llegué a esta proporción y os aseguro que sale dulce. Pero esto va a gustos.

Por tanto, lavamos bien las cerezas y quitamos los huesos. Yo las corto por la mitad.
En una paella o olla ponemos las cerezas, el azúcar, el zumo y la corteza de medio limón y ponemos a fuego lento unos 50-60 min. Hay que ir removiendo para que no se pegue, sobre todo al principio.
Veréis que empieza a subir un poco de espuma, es importante que el recipiente donde hacemos la confitura no esté lleno, 3/4 como mucho.

Truco para saber si está ya hecha: poned un platito vacío en la nevera cuando ponéis la confitura al fuego y pasados unos 45 min, coged un poco con una cuchara y lo echáis en el platito frío. Dejad unos minutos que se acabe de enfriar y si la textura no es muy líquida, ya podemos apagar el fuego. De lo contrario dejamos unos minutos más y volvemos a hacer la misma prueba.

Si hacemos mucha cantidad para guardar durante meses, cuando ya esté fría y en botes de cristal, ponemos agua en una olla grande, ponemos los botes dentro, dejamos hervir un par de minutos y sacamos. Los dejamos boca abajo hasta que estén fríos por completo, les damos la vuelta y los guardamos. De esta manera se conservan hasta más de un año.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada