sábado, 13 de julio de 2013

Semifrío de café

¿A quien no le gusta un postre fresquito, ligero y además con un saborcillo a café? No es un helado, pero se toma frío y la verdad es que es una delicia. Y si tienes invitados, es muy rápido de hacer, no hay que encender el horno ni calentar nada.

Ingredientes:

200 ml leche condensada
100 ml café
400 ml nata para montar

Preparación:

Preparamos el café y dejamos enfriar. Montamos la nata y reservamos.
Cuando el café esté frío, lo mezclamos con la leche condensada y esta mezcla la añadimos a la nata montada, removiendo poco a poco. Lo repartimos en moldes de magdalenas de silicona, si no tenemos, los de aluminio también sirven.
Guardamos en el congelador hasta la hora de servir. Mínimo 3-4 horas.
Si tenemos previsto guardarlos durante más de un día, es aconsejable taparlos con film transparente, dando un par de vueltas a cada molde para que no cojan mala olor del congelador.
Al servirlos, desmoldamos y espolvoreamos un poco de cacao por encima. También podemos rallar chocolate. Antes de consumirlos, dejar 2-3 minutos para que se vayan deshaciendo, ya que no es un helado y se aprecia más el sabor.

Espero que os gusten y ya me contaréis.






1 comentario:

  1. Que bueno, estos tres ingredientes me gustan y además es sencillo de hacer, así que este postre cae seguro, besos
    Sofía

    ResponderEliminar